martes, 31 de diciembre de 2013

Merluza rellena de gambones y algas wakame

   ¿Te atreves hacer de este plato la estrella del menú en Nochevieja? Aunque tenga una elaboración un poco trabajosa, es facilísimo de hacer. Y te damos todos las pautas. ¡Fogones encendidos!

Ingredientes:
  • 1 merluza fresca de 1,5 a 2  kg aproximadamente
  • 1/2 kg de gambones
  • 1 tarro de algas wakame al natural
  • Aceite de oliva virgen extra Framoliva
  • Patatas
  • Pimiento rojo y verde
  • Perejil
  • Ajos
  • Cebolleta
  • Pimienta negra
  • Vino blanco
  • Sal

Elaboración:

Pídele al pescadero que limpie la merluza y quite la cabeza y espina central, dejándola abierta como un libro. Reserva la cabeza y espinas.

  Pela los gambones y quítales la venilla central; salpimenta y resérvalos. Pon las cáscaras de los gambones, la cabeza y la espina de la merluza en un cazo y cubre de agua con un poco de sal. Lleva al fuego y deja cocer 10 minutos; desespuma, cuela y resérvalo.

  Cubre una fuente grande de rodajas finas de patatas, pimiento verde y rojo y cebolleta en juliana; salpimenta y riégalo con un hilo de aceite. Hornea, precalentado a 180º, durante unos 30 minutos.

  Mientras tanto, frota la merluza por ambas caras con aceite, salpimenta y deja macerar unos 10 minutos.

  Escurre el alga wakame del líquido de conservación y rellena un lado de la merluza. Puedes sustituir el alga por hojas de espinacas hervidas. Encima le pon los langostinos pelados y cubre con el resto de algas. Tapa con el otro lado de la merluza. Átalos con hilo de cocina. Si hay demasiado relleno, costará atarla; siempre le puedes poner menos cantidad para facilitar el trabajo.

  A continuación, coloca la merluza encima de la cama de patatas y verduras. Riega con un buen chorro de vino blanco, un vaso de caldo reservado y otro hilo de aceite. Sube el horno a 200º y cuece durante 25 minutos. De vez en cuando, riega la merluza con el jugo de cocción.

  Pica, muy menuditos, perejil y ajos. Saltéalos ligeramente en un poco de aceite y salsea el conjunto. Quita el hilo con cuidado para que no se rompa, y sirve en seguida.

lunes, 30 de diciembre de 2013

Toma las vitaminas justas

Los nutricionistas recomiendan tomar 5 raciones de verduras y frutas al día porque aportan, entre otros nutrientes, la dosis de antioxidantes necesaria para el organismo. Entre ellos se encuentran las vitaminas A, C y E, que estimulan el sistema inmunitario y combaten el envejecimiento celular.

  La vitamina A se encuentra en el pescado azul, el hígado, los lácteos, la yema de huevo, las coles, las espinacas, la zanahoria y el melón. Las frutas rojas son ricas en vitamina C, así como los cítricos, el pimiento, el kiwi y el brécol. Y los alimentos con mayor aporte de vitamina E son los aceites vegetales, los frutos secos, las legumbres, los cereales integrales, el tomate y el mango.

Cantidad recomendada

  Vitamina A. Con dos vasos de leche al día y un par de zanahorias se cubren las necesidades diarias de esta vitamina (800 ng).

  Vitamina C. El organismo necesita unos 80 mg al día de este nutriente, que se podrá obtener tomando un kiwi o una naranja.

  Vitamina E. 50 g de almendras aportan la cantidad recomendada (12 mg al día). Es recomendable incluir en la dieta también cereales integrales.


Se debe evitar...

  El exceso de grasa. Si se supera la ingesta de 30 gramos diarios de fibra, se puede dificultar la absorción de la vitamina B12.

  La cocción. Como la vitamina C se pierde con la cocción, es recomendable tomar en crudo algún alimento que la contenga, como por ejemplo el tomate y el pimiento.

Crema de yogur con kiwi y caramelo


  Después de una cena espectacular, un postre sabroso y ligero es lo acertado. Sencillísimo de preparar y en tan solo 15 minutos tendrás a tus invitados chupándose los dedos con esta suave crema. Y además, el kiwi le dará el toque de frescura adecuado.

Ingredientes (para 4 personas):
  • 3 yogures naturales
  • 150 g de queso blanco para untar
  • 80 g de azúcar
  • 2 kiwis

Elaboración:

Dispón los yogures en un colador grande y déjalos unos minutos para que pierdan todo el suero posible. Luego, ponlos en un cuenco y añade el queso y la mitad del azúcar. Bate con varillas manuales hasta incorporarlos; debes obtener una mezcla cremosa.

  Reparte la crema en 4 copas, tápalas con film transparente y déjalas en la nevera hasta que esté muy fría. Mientras tanto, pela los kiwis y córtalos primero en rodajas no muy finas y luego en triángulos.

  Dispón el resto del azúcar en un cazo, añade 2 cucharadas de agua y cuece la mezcla a fuego suave hasta obtener un caramelo clarito; para que el azúcar se funda de manera uniforme sin quemarse, mueve el cazo durante la cocción.

  Saca las copas de la nevera y reparte en ellas los triangulitos de kiwi. Decora la superficie con un cordón del caramelo que has preparado y sirve el postre en seguida.

  ¡Truco! Cuando batas el yogur con el queso y el azúcar, añade unas almendras picadas. Otra opción es agregarlas al caramelo después de retirarlo del fuego.

domingo, 29 de diciembre de 2013

Crema de espárragos con jamón serrano


  ¿No sabes aún el menú que pondrás para Nochevieja? No desesperes, te proponemos un primer plato: crema de espárragos con jamón serrano. Triunfarás con esta deliciosa, suave y elegante receta, y es que no es nada pesada y damos por seguro que gustará a todos.

Ingredientes (para 4 personas):
  • 1 lata de espárragos blancos
  • 2 lonchas de jamón curado
  • 1 L de caldo de pollo
  • 50 g de mantequilla
  • 2 cucharadas de maicena
  • 1 vaso de nata líquida
  • Pimienta
  • Sal

Elaboración:

Escurre los espárragos de su líquido de conservación. Reserva las yemas y trocea el resto. Corta el jamón en tiras muy finas. Lleva a ebullición el caldo con los espárragos.

  Pasa esta mezcla por la batidora y luego por el pasapurés para eliminar las hebras. Funde la mantequilla  en una cazuela, añade la maicena y tuéstala unos segundos, removiendo. Agrega el puré anterior y prosigue  la cocción, sin dejar de remover, durante unos 5 minutos. Incorpora la nata y salpimenta.

  Reparte la crema obtenida en cuatro cuencos o platos hondos, decórala con las yemas de espárrago que habías reservado y con las lascas de jamón, y sírvela en seguida.

sábado, 28 de diciembre de 2013

Magdalenas de plátano

  En estas fechas tan señalas, la casa se te llenará de invitados y una de las apuestas en repostería este año son los muffins, tradicionalmente conocidos como magdalenas. ¿Y que mejor para ofreceles que estas ricas magdalenas de plátano? Innovarás y sorprenderás al mismo tiempo.

Ingredientes (para 4 personas):
  • 3 plátanos muy maduros
  • 120 g de harina
  • 100 g de mantequilla
  • 100 g de azúcar
  • 2 huevos
  • 2 cucharaditas de levadura en polvo
  • 1 pizca de sal
  • El zumo de 1/2 limón


Elaboración:

Pon la mantequilla en un cazo y caliéntala a fuego muy suave hasta que se derrita; no debe llegar a burbujear. Pela todos los plátanos, corta 2 de ellos en trocitos y el que queda en rodajas finas; rocíalos todos con un poco de zumo de limón para que no se oxiden.

  Casca los huevos en el vaso de la batidora, añade el azúcar, los trocitos de plátano y la mantequilla fundida, y tritura hasta obtener una crema homogénea. Tamiza sobre esta preparación la harina, la levadura en polvo y la sal; hazlo poco a poco y removiendo con una espátula, hasta que todo quede bien integrado.

  Dispón unas cápsulas de papel para magdalena en la placa del horno y reparte en ellas la masa anterior, sin llenarlas del todo, pues durante la cocción aumentará de volumen.

  Distribuye por encima las rodajas de plátano reservadas, sin presionarlas, para evitar que se hundan en la masa. Introdúcelas en el horno precalentado a 180º y cuécelas unos 20 minutos. Retíralas y espera a que se enfríen para servirlas.

  ¡Truco! Baño de chocolate. Te sugerimos que decores las magdalenas de otra forma. Rellena las cápsulas de papel con la masa y hornéalas sin colocar las rodajas de plátano. Cuando estén hechas, retíralas y deja que se templen. Mientras, funde un poco de chocolate negro al baño María, pincha las rodajas de plátano en un palillo y báñalas en el chocolate. Colócalas sobre las magdalenas antes de que se enfríe del todo, para que se queden pegadas.

viernes, 27 de diciembre de 2013

Semifrío de melocotón


  Prepara café, té, chocolate o batidos porque tu casa se llenará de amigos y familiares deseando probar tus postres irresistibles. Pero no digas que son superfáciles.

Ingredientes (para 4 personas):
  • 3 melocotones grandes y maduros
  • 4 hojas (unos 8 g) de gelatina
  • 1 nuez de mantequilla
  • 3 yogures naturales
  • 2 cucharadas de zumo de limón
  • 8 galletas María
  • 80 g de azúcar
  • 1 ramita de menta


Elaboración:

Prepara la base; pon la gelatina en remojo de agua fría. Funde la mantequilla en un cazo a fuego suave. Machaca las galletas hasta que queden hechas polvo y mézclalas con la mantequilla.

  Pela los melocotones, pártelos por la mitad y retírales el hueso. Corta en dados una de las mitades, rocía con 1 cucharada de zumo de limón y reserva en la nevera. Trocea el resto de la fruta y pásala por la batidora, con el azúcar y el zumo restante.

  Pasa 1 vasito del puré obtenido a un cazo y caliéntalo hasta que rompa a hervir. Retíralo del fuego, agrega la gelatina escurrida y remueve hasta que se disuelva por completo. Añade el resto del puré de melocotón y los yogures, y mezcla hasta incorporarlos.

  Coloca en una fuente 4 aros de repostería y reparte la pasta de galletas en el fondo, de modo que quede una capa uniforme. Cubre con la mezcla de fruta y deja cuajar en la nevera al menos 3 horas. Retira los aros y sirve los semifríos decorados con los dados de melocotón reservados y unas hojas de menta lavadas y secas.

  ¡Truco! Una base diferente. Sustituye 2 ó 3 galletas por 4 ó 5 cucharadas de copos de maíz triturados. Le darás un sabor y una textura especiales. Otra opción es cambiar la base de la galleta por unos discos de queso Burgos; resultarán más refrescantes y ligeros. Y te damos otra idea para la decoración: diluye 3 cucharadas de mermelada de frambuesa calentándola en un cazo al fuego y extiende sobre los semifríos una capa fina.

jueves, 26 de diciembre de 2013

Tarta de espárragos verdes y salmón

Ponte el delantal y anímate a cocinar este pastel de espárragos. Muy apetitoso y sin complicación alguna, y además, da para muchos comensales. ¿No te encanta?

Ingredientes (para 6 personas):
  •  800 g de filetes de salmón
  • 200 g de espárragos trigueros
  • 2 yemas de huevo
  • 2 discos de pasta brisa
  • 3 huevos
  • 20 g de mantequilla
  • 1 cebolla
  • 2 dl de nata líquida
  • Sal y pimienta


Elaboración:

Pela la cebolla, pícala y rehógala 8 minutos en una sartén con la mantequilla. Limpia, lava y trocea los espárragos; cuécelos durante 12 minutos en agua salada y escúrrelos. Lava el salmón, sécalo y córtalo en dados. Bate 2 huevos con las yemas, la nata, sal y pimienta.

  Dispón uno de los discos de masa en un molde redondo, dejando que sobresalga por el borde. Mezcla el salmón, la cebolla y los espárragos con la preparación de nata y huevo. Remueve bien, vierte este relleno en la masa y alisa la superficie con una espátula.

  Cubre el relleno con el otro disco y pellizca los bordes para sellarlos. Pincha la superficie varias veces con un cuchillo y pincélala con el huevo restante batido. Cuece la tarta 55 minutos en el horno precalentado a 185º, hasta que se dore. Sírvela templada, sin desmoldarla.

Restaurante "Tendido 6", Jerez de la Frontera (España)

Merced Muñoz Rivas



Tendido 6 es un restaurante muy conocido desde hace muchos años en Jerez de la Frontera, ubicado en la Plaza de Toros, de ahí que su decoración esté ambientada en el mundo taurino. Es uno de los establecimientos de referencia en la cocina local, una tradición que actualmente se adapta a las nuevas tendencias sin perder la identidad adquirida a lo largo de décadas, sin que falte una gran variedad de vino y brandies de Jerez.

  La historia del restaurante comienza hacia el año 1.960, cuyo fundador era Don Juan Flor junto con su esposa. Su clientela estaba basada exclusivamente en un sector más cercano y obrero, sin embargo, con el paso del tiempo, empezó a ser más selecta: bodegueros, médicos, abogados, comerciantes, etc.

  Cuando el negoció pasó de ser bar a restaurante, la notoriedad empezó a aumentar y con ella numerosos premios: Primer Premio en las Jornadas de Cocina Regional Andaluza, celebrada en Córdoba, y el obtenido por la Federación Provincial de Empresarios de Hostelería que le concedió la Insignia de Oro en 1996.

  Actualmente, por su cocina típica andaluza, ha recibido numerosos reconocimientos como el XXXVIII Premio Internacional de Turismo, Hostelería y Gastronomía del año 2002 o el Plato de Oro 2002-2003 otorgado por Radio Turismo.

  Gracias a méritos propios, su nivel de calidad es reconocido por las principales guías de Restaurantes Nacionales e Internacionales como uno de los mejores Restaurantes.

  Entre las características más predominantes de este rincón gastronómico, destaca sobre todo los numerosos toreros, artistas y famosos que han degustado los exquisitos manjares que sirven.

  Restaurante Tendido 6 pone en el plato toda su experiencia y cualificación profesional para satisfacer a cada cliente, ayudado también por la decoración y el ambiente. 

  Entre las principales especialidades de la casa, nos podemos encontrar la Cola de Toro, el Lenguado, Urta Roteña y Solomillo de Ternera al Tendido.

  Si lo que se busca es llenar el estómago con comida típica andaluza, en un ambiente taurino y con la mejor compañía, este es el sitio idóneo. No dude en acudir.

  Para cualquier información sobre el mismo, pinche aquí.



miércoles, 25 de diciembre de 2013

Especial Navidad: ternera rellena con frutos secos

  En una comida de fiesta, la carne constituye un plato principal infalible. Con la guarnición adecuada, el toque aromático de las hierbas o el punto crujiente de los frutos secos, el éxito está garantizado.



Ingredientes (para 4 personas):
  • 1 redondo de ternera preparado para rellenar
  • 1 copita de brandy
  • 300 g de escalonias
  • 2 cebollas
  • 1 diente de ajo
  • 1 ramita de tomillo
  • 3 cucharadas de pan rallado
  • Aceite de oliva
  • 12 nueces, 12 almendras
  • 1 nuez de mantequilla
  • Pimienta
  • Sal


Elaboración: 

Pela y pica muy fino el ajo y las cebollas. Lava el tomillo y pica las hojas. Mézclalos, sazónalos y agrega el pan rallado, la mantequilla ablandada y los frutos secos picados. Remueve hasta obtener una pasta homogénea.

  Extiende el redondo en una tabla. Salpimenta y dispón sobre él el relleno formando una capa uniforme. Enróllalo con cuidado y átalo con hilo de cocina. Precalienta el horno a 180º. Pela las escalonias y córtalas en cuartos.

   Calienta un fondo de aceite en una sartén amplia. Sella el redondo a fuego vivo, dándole la vuelta para que se dore uniformemente. Pásalo a una fuente refractaria engrasada con un chorro de aceite y ásalo durante 35 minutos. Agrega las escalonias y el brandy, y prosigue con la cocción durante 10 minutos más.

  Retira el redondo del horno y déjalo reposar unos minutos envuelto en papel sulfurizado. Añade un poco de agua a la fuente y ráspala para recuperar el fondo de cocción. Desbrida la carne, córtala en rodajas y sírvela con su jugo y las escalonias.

martes, 24 de diciembre de 2013

Especial Navidad: codillo asado con verduras

  No le tengas miedo a los asados, y menos en Navidad, pues serán el plato estrella. Con esta receta tus invitados se quedarán sin habla. Y es que no hay nada mejor que un sabroso codillo para la cena de Nochebuena.

 
Ingredientes (para 4 personas):
  • 2 codillos
  • 8 zanahorias baby
  • 12 cebollitas francesas
  • 2 puerros
  • 1 cucharada de miel
  • 1/2 copita de brandy
  • 12 clavos de olor
  • Pimienta
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • 1 ramita de tomillo

Elaboración:

Pon los codillos enteros a hervir en una olla con abundante agua, el tomillo lavado y dos cucharadas de sal. Tapa y deja cocer durante 1 hora y 15 minutos, a fuego medio.

  Vierte el brandy en un cuenco y agrega la miel. Remueve hasta que esta última se disuelva y añade 2 cucharadas de aceite. Mezcla hasta incorporarlo y resérvalo.

  Raspa las zanahorias, y limpia las cebollitas y los puerros. Lava los tres y trocea los dos últimos. Escurre muy bien los codillos y déjalos templar sobre una tabla.

  Practica unos cortes oblicuos y paralelos en la piel de los codillos, y haz otros cruzados como para formar una red. Coloca los clavos en las intersecciones de los cortes.

  Precalienta el horno a 200º. Dispón las verduras en una fuente refractaria y coloca encima los codillos. Úntalos con la mitad del aliño de miel, y hornea 20 minutos.

  Vuelve a pintar los codillos con el aliño y prosigue la cocción otros 15 minutos, hasta que estén bien dorados. Sírvelos acompañados de las verduritas y su jugo.

lunes, 23 de diciembre de 2013

Arroz con sepia, judías y salsa alioli

  Una comida completa y rica en nutrientes, ideal para llevarla al trabajo si no tienes tiempo para comer y recargar energías. Haz un poco más y deja que tus compañeros disfruten de tu habilidad en la cocina.


Ingredientes (para 4 personas):
  • 4 tacitas de arroz
  • 10 tacitas de caldo de pescado
  • 1 cebolla
  • 2 sepias
  • 150 g de judías verdes
  • 3 dientes de ajo
  • Unas hebras de azafrán
  • Aceite de oliva
  • Pimienta
  • Sal


Elaboración:

Haz un corte a lo largo de las sepias y límpialas bien por dentro. Luego lávalas, sécalas y córtalas en trozos. Despunta las judías verdes, retira las hebras, lávalas y trocéalas. Pela la cebolla y pícala fina.

  Rehógala en una cazuela con 3 cucharadas de aceite durante 8 minutos. Añade la sepia y sofríela 5 minutos. Incorpora 2 dientes de ajo pelados y picados y las judías, y prosigue la cocción durante 5 minutos.

  Agrega a continuación el arroz, remueve y saltéalo durante un par de minutos, removiendo. Aromatiza con el azafrán, vierte el caldo bien caliente y remueve. Salpimenta y deja que cueza 10 minutos a fuego medio-alto y otros 8 minutos a fuego lento. Cuando se haya consumido el caldo, tapa la cazuela y deja reposar el arroz 1 ó 2 minutos.

  Prepara el alioli. Pela y pica el diente de ajo restante. Ponlo en el vaso de la batidora, agrega 1/2 vaso de aceite y 1 pizca de sal y pimienta, y bate hasta obtener una salsa emulsionada. Disponla en un cuenco y sírvela acompañando al arroz.

¡Truco! Una ensalada de hoja verde (rúcola, canónigos, lechuga) o de tomate le irá muy bien a este plato.

domingo, 22 de diciembre de 2013

Principios básicos de la cocina macrobiótica



El 50 por ciento del total de los alimentos diarios son los cereales como el arroz, la avena, el trigo, el mijo, la cebada, el centeno, el cuscús y el maíz. Precisamente los cereales integrales son quienes más se acercan al equilibrio ideal. Un 25 por ciento más se lo llevan las verduras cocidas, y el 15 por ciento del total de la comida del día lo ganan las legumbres.

  Transformar algunos hábitos que rompen con lo aprendido, por ejemplo las bebidas se toman después de las comidas, no durante.

   Saber diferenciar los tipos de alimentos: los yang pertenecen al reino animal, y los yin, son los del reino vegetal. La sal marina, un alimento yang, equilibra los platos.

  Los alimentos que deben evitarse según la alimentación macrobiótica son: los azúcares refinados, las carnes rojas, las grasas animales, como manteca y los lácteos. Claro que el tema no se circunscribe a carnes, leche y dulces, también algunas verduras son excluidas de la rigurosa lista: berenjenas, papas y tomates.

  Otros casos son las especias fuertes y picantes, lo mismo que algunos condimentos intensos y ciertos alimentos industriales. Las frutas no son la excepción a la regla, particularmente las cultivadas con abonos químicos. Lo mismo sucede con los alimentos con conservantes y colorantes.

  Por último, algunas claves para no arruinar tantas previsiones: evitar los alimentos que no son de estación ni de lugares lejanos; no a los ingredientes químicos; reducir la ingesta de líquidos; y masticar cada bocado por lo menos 50 veces.


Peras al vino dulce

  Magnífico postre para estas Navidades. Después de una buena cena o comida navideña, con estas peras al vino dulce harán que tus invitados toquen el cielo. Además, es una fruta que ayuda a controlar el colesterol y alivia las digestiones pesadas.

Ingredientes:
  • 4 peras grandes
  • 1 vaso de vino dulce
  • 2 cucharadas de vino oloroso dulce
  • 1 ramita de canela
  • 3 cucharadas de láminas de almendra

Elaboración:

Pela las peras sin quitarles el rabito y córtalas en cuartos, retirando el corazón. Ponlas en una cazuela grande, mejor sin superponerlas para que no se rompan, añade la ramita de canela y riégalas con los dos tipos de vino.

  Tapa y deja que cuezan, a fuego suave, durante unos 25 minutos, hasta que estén blanditas pero enteras. Retira la cazuela del fuego y, cuando la fruta se haya enfriado, resérvala en la nevera, tapada. Precalienta el horno a 180º.

 Mientras tanto, forra una fuente refractaria con una hoja de papel sulfurizado y coloca encima las láminas de almendra, separadas entre sí. Introdúcela en el horno y ásalas durante 3 ó 4 minutos, hasta que estén ligeramente doradas. Luego retíralas y espera a que se hayan enfriado.

  Retira las peras cocidas de la nevera, repártelas en 4 cuencos y vierte el almíbar de vino sobre ellas. Espolvoréalas con las láminas de almendra y sírvelas en seguida.

  Un toque diferente. Puedes utilizar vino tinto para cocer las peras y añadir unos clavos de olor. En ese caso, tendrás que agregar un poco de azúcar.
 
  Para saber más. La frase coloquial "eres la pera" parece que proviene de la ciudad turca de Estambul. Había un barrio (Péra, hoy Beyoglu), donde existía un mercado muy importante en el que solo se vendían productos de lujo.

sábado, 21 de diciembre de 2013

Empanadillas de pisto

  A tus hijos les encantarán, pero mucho más a ti por su sencillez y rapidez si no tienes tiempo que dedicarle a la cocina. Además este plato es fuente de carbohidratos (obleas), minerales y vitaminas (verduras).

Ingredientes:
  • 16 obleas de empanadilla
  • 1 calabacín
  • 1 cebolla
  • 2 tomates
  • 1 pimiento verde
  • 1 pimiento rojo
  • 100 g de aceitunas negras deshuesadas
  • 2 huevos
  • 1 yema
  • 4 cucharadas de aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta

Elaboración:

Pela la cebolla. Lava y limpia los pimientos. Lava también el calabacín y despúntalo. Lava los tomates y escáldalos 5 segundos en agua hirviendo. Escúrrelos y lávalos. Corta en daditos estas hortalizas. Escurre las aceitunas y pártelas en rodajitas.

  Pocha la cebolla y los pimientos 5 minutos en una sartén con el aceite. Añade el calabacín, rehógalo 5 minutos e incorpora el tomate. Salpimienta y cuece 5 minutos. Deja enfriar y agrega las aceitunas.

  Cuece los huevos 10 minutos en un cazo con agua salada. Refréscalos con agua fría, pélalos y pícalos. Mézclalos con el pisto y reparte esta preparación sobre las obleas. Precalienta el horno a 180º.

  Mezcla la yema con 1 cucharada de agua. Pincela con esta preparación los bordes de las empanadillas, dóblalas sobre el relleno y ciérralas presionando con las púas de un tenedor. Pincela también la superficie con la yema, hornéalas 10 minutos y sírvelas.

  ¡Truco! Son las más clásicas; añade al pisto un poco de bonito en aceite o escabeche, escurrido y desmigado. También puedes freírlas en aceite en vez de hornearlas.
 
  Para saber más. La conocida frase "darse el pisto" (darse importancia) tiene su origen en el mérito que tenía este plato en su forma original, que consistía en machacar distintas carnes, un proceso caro y trabajoso en su época.

viernes, 20 de diciembre de 2013

Buñuelos de lechuga

  En tan solo 20 minutos y con imaginación a la hora de decorarlo, tendrás estos riquísimos buñuelos de lechuga ideales para incluirlos en tu menú navideño. ¿A qué esperas cocinillas?

Ingredientes (para 4 personas):
  • Las hojas exteriores de 1 lechuga
  • 150 g de harina
  • 1 huevo
  • 1 cucharadita de levadura en polvo
  • Aceite de oliva suave
  • Sal


Elaboración:

Para preparar la masa, tamiza en un cuenco grande la harina con la levadura y media cucharadita de sal. Añade el huevo y bate hasta incorporarlos totalmente. Agrega agua tibia, poco a poco y sin dejar de remover, hasta que la masa adquiera la textura del yogur batido y no tenga grumos. Tápala y déjala reposar durante unos 20 minutos, en un lugar cálido.

  Lava las hojas de lechuga y déjalas secar en un escurre-verduras. Reserva algunas de ellas para la decoración. Enrolla juntas las demás y córtalas en juliana fina. Agrégalas a la masa y remueve con cuidado hasta que se haya incorporado totalmente.

  Vierte abundante aceite en una sartén. Ponla al fuego y, cuando esté bien caliente, pero sin llegar a humear, añade varias porciones de masa con una cuchara. Fríe los buñuelos unos 3 minutos por cada lado, hasta que se doren.

  Retíralos con una espumadera y escúrrelos en papel de cocina. Repite la operación hasta agotar la masa. Dispón la lechuga reservada y los buñuelos en una fuente, y sirve en seguida.

jueves, 19 de diciembre de 2013

Fideos a la cazuela

 Dale un giro a tus platos de pasta y sorprende a tu familia. ¿Cómo? Hoy, con esta sencilla y económica receta, harás que nadie se pueda resistir. ¡Prepara los fogones!

Ingredientes (para 6 personas):
  • 300 g de pasta para fideuá
  • 150 g de costillas troceadas
  • 100 g de tocino
  • 80 g de salchichas frescas
  • 2 cebollas
  • 1 tomate
  • 3 dientes de ajo
  • 1 cucharadita de maicena
  • 30 ml de aceite de oliva
  • 1 vasito de vino blanco
  • 1 ramita de perejil
  • Sal
  • Pimienta

Elaboración:

Corta las salchichas en trozos de unos 3 cm. Lava y seca las costillas. Limpia el tocino y córtalo en trozos. Pela y pica las cebollas y los ajos. Lava el tomate y córtalo en daditos.

  Pon una sartén al fuego con el aceite y, cuando se caliente, añade las salchichas. Deja que se doren y retíralas. Incorpora a la misma sartén las costillas, el tocino, la cebolla, el ajo y el tomate y sofríe 6 minutos, sin dejar de remover. Agrega 1 litro de agua y mezcla bien.

  Cuando rompa a hervir, agrega los fideos y remueve. Riega con el vino, deja que se evapore e incorpora la maicena diluida en 2 cucharadas de agua fría.

  Salpimenta y deja cocer 10 minutos, a fuego medio y removiendo de vez en cuando. Añade las salchichas y prosigue la cocción 10 minutos. Lava el perejil y pica finas las hojas. Espolvorea el plato con ellas y sirve en seguida.

miércoles, 18 de diciembre de 2013

Espinacas con trucha ahumada y manzana


Saludable, muy fácil de hacer e ideal para cualquier ocasión. Atrévete con una mezcla de sabores y serás la estrella de la noche. ¿Te animas? ¡Pon los fogones en marcha!


Ingredientes (para 4 personas):
  • 300 g de espinacas
  • 200 g de trucha ahumada
  • 60 g de nueces peladas
  • 1 manzana
  • 4 cucharadas de aceite de oliva
  • Azúcar
  • 2 cucharadas de vinagre
  • Sal
  • Pimienta

Elaboración:                                   
Limpia, lava y escurre las espinacas. Trocea la trucha. Lava la manzana, pártela por la mitad, descorazónala y córtala en láminas finas.

  Calienta en una sartén 90 ml de agua con 2 cucharadas de azúcar hasta obtener un caramelo doradito. Añade las nueces y retira del fuego; mezcla bien y colócalas sobre una hoja de papel sulfurizado, sepáralas entre sí. Déjalas enfriar.

  Mezcla en una ensaladera las espinacas y las láminas de manzana. Salpimenta y riega con el vinagre y el aceite. Remueve, mejor con dos cucharas, y reparte la ensalada en 4 platos. Dispón por encima la trucha y las nueces caramelizadas, y sirve en seguida.

12 alimentos para aumentar el deseo


La baja de la libido sexual puede ser corregida con una alimentación adecuada. Para que ello no ocurra nombramos 12 alimentos que ayudarán a aumentar el deseo sexual.

  Con el paso de los años, la libido tiende a disminuir a causa del desequilibrio hormonal que experimenta el cuerpo, vinculado con una menor producción de hormonas. Sin embargo, aunque no es posible evitar este tipo de cambios, una alimentación inteligente puede compensar estos desequilibrios.

  Vegetales. Los alimentos naturales mantienen el equilibrio hormonal, pues esto ayuda a aumentar el deseo sexual.

  Cacao. La feniletilamina del chocolate provoca euforia mediante la liberación de dopamina -el compuesto químico que brota del cerebro cuando tienes un orgasmo-. El calcio de la leche favorece la transmisión nerviosa, lo que te hará más sensible al tacto.

  Ostras. Las ostras son muy reconocidas por su poder afrodisíaco. Es un alimento alto en zinc que ayuda a producir esperma y aumenta la libido.

  Hígado. A muchas personas no les gusta comer hígado, sin embargo este órgano está cargado de zinc que es necesario para mantener niveles óptimos de testosterona. Niveles de zinc inadecuados impiden que la glándula pituitaria libere hormonas que estimulan la producción de testosterona.

  Huevo. El huevo es un símbolo importante de fertilidad; asimismo, es alto en vitaminas B5 y B6, que ayudan a equilibrar los niveles hormonales y combatir el estrés. El caviar tiene las mismas vitaminas B5 y B6 que los huevos de gallina.

  Banano. Esta fruta es una comida “sexual” por su forma fálica. Está cargada de potasio, magnesio, vitaminas del grupo B y produce altos niveles de energía para los encuentros sexuales.

  Linaza. Los lignanos están presentes en una amplia variedad de alimentos de origen
vegetal, incluidas las semillas (lino, aceite de semilla de lino, calabaza, girasol, amapola), cereales integrales (centeno, avena, cebada) y las frutas. La linaza es la fuente dietética más rica de lignanos vegetales.

  Semillas de calabaza. Son una de las fuentes naturales más ricas en zinc , para elevar los niveles de testosterona.

  Nuez moscada. Según investigadores hindúes, la nuez moscada es un afrodisíaco . Esta especia estimula las células nerviosas y la circulación sanguínea , lo que hace que aumente el deseo sexual.

  Pescado. Los pescados grasos se han relacionado con el aumento del deseo sexual. Prueba la caballa, el arenque , la trucha , las sardinas y el atún blanco , que contienen ácido graso omega-3 . Esta es una razón por la que los hombres que tienen la libido baja toman suplemento de aceite de pescado.

  Maní. El maní es rico en zinc . Se ha demostrado que ayuda al cuerpo a producir espermatozoides sanos y a aumentar el conteo de espermatozoides y su motilidad.

  Aguacate. Los aguacates son vistos como una fruta femenina por su forma . Están cargados de vitamina B6 y potasio que le da al sistema un gran impulso sexual.

  El aumento en el consumo de estos alimentos en tu dieta diaria y experimentará el aumento de tu líbido. Los alimentos que ingerimos son la gasolina para funcionamiento de todo el cuerpo. Comida chatarra, enlatados, grasas, comidas procesadas y embutidos entre otras cosas, son alimentos muy bajos en vibración lo que hace que te sientas cansado y con poca energía.
 
  La salud y la fuerza vital están íntimamente unidas, por eso lo que afecta nuestro organismo repercute de alguna manera en el resto de nuestro ser. En ese orden de ideas, la mejor forma de cuidar nuestra salud es alimentándonos conscientemente, desde el amor hacia nosotros mismos.